Comunicación

Víctoria colosal de Richard Murray en Avilés

Intenso final a una jornada vestida de duatlón, en la que el sudafricano Richard Murray ha vuelto a sus orígenes para proclamarse campeón del Mundo de Duatlón. Una ciudad que ha vibrado con una extraordinaria competición en una sede volcada con un acontecimiento de máximo nivel internacional.

  • Víctoria colosal de Richard Murray en Avilés
Intenso final a una jornada vestida de duatlón, en la que el sudafricano Richard Murray ha vuelto a sus orígenes para proclamarse campeón del Mundo de Duatlón. Una ciudad que ha vibrado con una extraordinaria competición en una sede volcada con un acontecimiento de máximo nivel internacional.

El sudafricano constataba su recuperación con un excelente tramo final de carrera que marcaría el devenir de la prueba. Previamente, la competición comenzaba muy igualada con la mayoría de los 51 duatletas configuraban un amplio bloque cabecero. Mediados los 10 km de este primer sector, el francés Benjamin Choquert y el británico Richard Horton se situaban al frente de un bloque de más de 20 contendientes, entre los que se encontraban algunos de los favoritos al triunfo como Murray o Emilio Martín.

Tras el paso por la T1, Martín encabezaba la salida de la zona de transición para empezar el circuito ciclista de seis vueltas, 40 km, que bordearía la ría de Avilés, con un pelotón de diez comandando el sector. Entrados en la cuarta vuelta Emilio Martín aceleraba el paso, intentando romper la carrera para marcharse en solitario. No alcanzó su objetivo final, pero sí logró dividir al grupo en dos, dejando al español, Murray, Van Egdom, Yohan Le Berre y Choquert en cabeza. El galo sería el más raudo a la salida de la T2, seguido del resto de los aspirantes al podio para enfrentarse a unos 5 km finales de carrera.

Y en la carrera a pie, Murray fue imparable a pesar del tesón de sus rivales. El sudafricano marchaba imparable en su camino hacia la conquista del cetro Mundial, para coronarse con un tiempo final de 1:42:18.  El defensor del título, el español Martín, bregó con garra hasta el final, logrando desmarcarse de su rival el holandés Jorik Van Egdom en el último trecho. Hasta entonces, ambos habían mantenido una reñida pugna por hacerse con la presea de plata. Un último impulso del onubense que lo catapultó hacia el subcampeonato, arropado por un público avilesino que no cesó de animar en ningún momento. Magnífico broche final a un día en el que el centro Niemeyer y la ciudad de Avilés se implicaron al máximo para ofrecer el mejor espectáculo en una cita histórica.

Declaraciones:
Murray: Es la segunda vez que me proclamo campeón del mundo de duatlón. La primera fue en la categoría júnior, hace 12 años, así que estoy muy satisfecho y puedo asegurar que no fue para nada fácil”. El sudafricano estaba encantado por el apoyo de la ciudad de Avilés: “Estoy muy agradecido al público de Avilés, por el cariño que nos ha demostrado durante toda la carrera”.

Martín: El onubense estaba encantado con su medalla de plata porque “para mí es como un oro, porque Murray es de otra Liga. No quiero restarme presión, pero un deportista como el, que compite en Series Mundiales, que tiene opciones de luchar por medallas en los juegos de Río… Era el gran favorito y lo demostró”. Emilio destacó el cariño que les mostró el público de Avilés durante toda la prueba: “En los momentos difíciles para mí fue decisivo y nos animó a todos de una forma increíble”.